Bella

Siéntate cómodamente, coge un refresco o algo picar y ponte a ver esta película. Después vendrán las actividades.

Sinopsis

Bella es una película que cuenta la historia de José, un joven futbolista profesional con un futuro prometedor y brillante, que está a punto de firmar un contrato multimillonario con el mejor equipo de futbol.

 En la euforia de este gran acontecimiento sufre un accidente que le cambió la vida. Por lo que se retira del deporte para trabajar como chef en el restaurante de su hermano adoptivo Manny, que vende comida mexicana en la ciudad de Nueva York. Allí conoce a Nina, una de las meseras, quien, a causa de sus retardos es despedida en un momento crucial de su vida: desdichada, embarazada y sin camino, tiene que enfrentar su realidad y lo único que se le ocurre ante este desolador panorama es abortar a su bebé, porque cree no estar preparada para ser madre soltera.

 Entonces, José la lleva a su casa para tranquilizarla un poco y poder hacerla desistir de su idea y se anime a dar a luz a su bebé. Su plan es que una vez nacido se lo entregue a él en adopción. Así sucede y años más tarde ambos se reencuentran con grandes sorpresas realizadas por Bella.

Una conmovedora historia

Bella es una conmovedora historia que aborda el tema del aborto y la adopción, es una película que muestra la realidad de estos acontecimientos de la vida, las relaciones interpersonales, la amistad y la capacidad extraordinaria que tenemos los seres humanos para amar en las circunstancias más adversas de la vida.

 Esta película nos enseña que frente a un acontecimiento trágico es posible redescubrir los valores más importantes que poseemos: el aprecio por la vida, el tiempo, el cuidado de la salud y la estima de los seres queridos; a veces, es necesario perderlo todo para darnos cuenta del valor tan grande que esto tiene.

Los protagonistas son “dos almas heridas, que se encuentran en el camino de la vida y se sanan la una a la otra”, en medio de un ambiente hostil, representado por la ciudad de Nueva York.

El hilo conductor de la película es la defensa de la vida, desde el mismo instante de su concepción. Es una muestra gráfica del horror que palpita en nuestra sociedad, oculto tras las hermosas calles y parques de nuestras ciudades. Algo realmente preocupante, cuyos escalofriantes datos los hallamos en el último  informe publicado por el Ministerio de Sanidad y Consumo, según el cual el número de abortos se ha incrementado en un 10 % desde el pasado año. En “Bella” se nos muestra de manera gráfica la situación de estas jóvenes, que, tras quedarse embarazadas no tienen a quién acudir. Reciben todo tipo de presiones desde todos los ámbitos, a lo que se añade la desinformación, los recursos económicos, el empleo…todos ellos factores que las conducen a tomar la terrible decisión que todos conocemos, de la que se arrepentirán el resto de su vida, arrastrando graves secuelas psíquicas y físicas…

En “Bella” se aborda de lleno este problema social y humano, y se nos da una solución. Además, en ella se presenta cómo, ante esta situación, una segunda persona, con su apoyo, claridad de ideas, perfecta distinción entre bien y mal, marcha a contracorriente, palabras amables y delicadas, consejo sincero e incluso ofrecimiento de la propia vida, jugará un papel determinante en el posterior desarrollo de los acontecimientos. Estamos pues ante un testimonio esperanzador, ante un llamamiento a representar nuestro papel, plenamente conscientes de que la manera en que lo hagamos puede cambiar el mundo.

Otro de los temas tratados a lo largo de la película es la familia y su papel en la sociedad. Se nos presenta una familia unida y feliz, una relación verdadera de amor entre sus miembros (entre los hermanos, entre marido y mujer y entre padres e hijos), el apoyo que encuentra cualquier persona en su familia y el inmenso vacío que siente cuando ésta le falta… al fin y al cabo, una imagen veraz, nada que ver con la que de ella muestran numerosos medios de comunicación. Una relación familiar tan espontánea y cordial que no podemos menos que sonreír cuando la contemplamos.

Otro aspecto de la película que sin duda llama la atención y que nos hace pensar que nos encontramos ante un auténtico milagro es la visión que de la Fe se hace en ella, de manera tan cercana y natural que une de manera singular al espectador con los personajes. Por ejemplo, en la petición de intercesión, de ayuda, de socorro; una imagen que nos une al protagonista en la sala de espera de una clínica abortista en que, con inmensa angustia, empieza a rezar el rosario.

Otro aspecto de la película es la capacidad para romper ciertos esquemas que a veces formamos en nuestra mente, y que resultan injustos e irreales. Muestra, por ejemplo, la verdadera imagen de la inmigración: la de personas honradas y trabajadoras que se esfuerzan por ganarse el pan de cada día; una imagen del joven latino capaz de enamorarse de verdad (no como lo presentan muchas veces en televisión); una imagen del personaje famoso que demuestra que serlo no implica ser inhumano, inaccesible y sin corazón…

Testimonia el amor, respeto y comprensión, algo que muestra como lo correcto y lo normal en el trato a los demás y hace ver que otra manera de actuar distinta a la que los personajes realizan no “encajaría”.

El perdón, la verdadera amistad, el reconocimiento de los propios errores, la humildad, la valentía, el esfuerzo… son también tema central de la película, que lo expresa con un lenguaje cinematográfico con alto contenido simbólico y con la inmejorable actuación de los actores, que bien merece una reseña especial.

EL ABORTO Y EL ORIGEN DE LA VIDA

¿Qué es el aborto?

La palabra aborto proviene del término latino (abortus), ab: privación, y ortus: nacimiento. Su traducción sería: sin nacimiento.

Por lo tanto, el aborto es la interrupción del desarrollo del embrión durante el embarazo, cuando aún no ha alcanzado la madurez fetal, o capacidad suficiente para vivir por fuera del útero.

¿Qué tipos de abortos existen?

Existen dos tipos de abortos: el espontáneo o natural y el inducido.

El aborto espontáneo ocurre cuando un embrión o feto es expulsado del útero de la mujer por causas naturales relacionadas, en la mayoría de los casos, con la salud y la edad de la mujer gestante.

El aborto inducido, en cambio, es aquél que se realiza de manera voluntaria con asistencia médica o sin ella. Es recomendable que este tipo de aborto se realice siempre con asistencia médica para evitar prácticas inseguras que pongan en riesgo la vida de la mujer.

Síndrome post-aborto

La Asociación Norteamericana de Psiquiatría, a principios de los años 80, identificaba la depresión, la hostilidad, el desinterés y aislamiento, las imágenes recurrentes, el insomnio y pesadillas, y la incapacidad de expresar sentimientos como secuelas psicológicas del aborto.

Otros estudios posteriores muestran un alto índice de intentos suicidas, de alcoholismo, bulimia y anorexia, frigidez y disfunciones sexuales, ruptura de relaciones de pareja (un 70%), de maltrato doméstico y autolesiones, de incapacidad de concentración, agotamiento y nerviosismo, crisis histéricas y agresividad.

En España, el único estudio existente es el informe de 1993 de la Asociación Española de Neuropsiquiatría titulado «Mujer y salud mental» que señalaba como rasgos de las mujeres que abortan más de una vez la inmadurez, la inestabilidad emocional, la sexualidad pasiva y dependiente, la aversión a los métodos anticonceptivos, los problemas de pareja, conflictos con los padres, mala auto imagen, vivencias negativas o traumáticas, y tendencia y rasgos de personalidad patológica: esquizofrenia, paranoia y psicopatía.

¿Es un ser humano el fruto de la concepción en sus primeras fases de desarrollo?

Desde que se produce la fecundación mediante la unión del espermatozoide con el óvulo, surge un nuevo ser humano distinto de todos los que han existido, existen y existirán. En ese momento se inicia un proceso vital esencialmente nuevo y diferente a los del espermatozoide y del óvulo, que tiene ya esperanza de vida en plenitud. Desde ese primer instante, la vida del nuevo ser merece respeto y protección, porque el desarrollo humano es un continuo en el que no hay saltos cualitativos, sino la progresiva realización de ese destino personal. Todo intento de distinguir entre el no nacido y el nacido en relación con su condición humana carece de fundamento.

¿Así que no es verdad que al principio existe una cierta realidad biológica, pero que sólo llegará a ser un ser humano más tarde?

No. Desde que se forma el nuevo patrimonio genético con la fecundación existe un ser humano al que sólo le hace falta desarrollarse y crecer para convertirse en adulto. A partir de la fecundación se produce un desarrollo continuo en el nuevo individuo de la especie humana, pero en este desarrollo nunca se da un cambio cualitativo que permita afirmar que primero no existía un ser humano y después, sí. Este cambio cualitativo únicamente ocurre en la fecundación, y a partir de entonces el nuevo ser, en interacción con la madre, sólo precisa de factores externos para llegar a adulto: oxígeno, alimentación y paso del tiempo. El resto está ya en él desde el principio.

¿Cómo puede existir un ser humano mientras es algo tan pequeño que no tiene el más mínimo aspecto externo de tal?

La realidad no es sólo la que captan nuestros sentidos. Los microscopios electrónicos y los telescopios más modernos nos ofrecen, sin lugar a dudas, aspectos de la realidad que jamás habríamos podido captar con nuestros ojos. De manera semejante, la ciencia demuestra rotundamente que el ser humano recién concebido es el mismo, y no otro, que el que después se convertirá en bebé, en niño, en joven, en adulto y en anciano. El aspecto que presenta varía según su fase de desarrollo. Y así, en la vida intrauterina primero es un embrión pre-implantado (hasta la llamada anidación, unos 12-14 días después de la fecundación, en que cabe la posibilidad de que de un mismo óvulo fecundado surjan gemelos); después es un embrión hasta que se forman todos sus órganos; luego, mientras éstos van madurando, un feto, hasta formarse el bebé tal como nace. Y después continúa el mismo proceso de crecimiento y maduración, y más tarde se produce el inverso de decadencia hasta la muerte.

Por eso no tiene sentido decir que un niño proviene de un feto, sino que él mismo fue antes un feto, del mismo modo que un adulto no proviene de un niño, sino que antes fue niño, y siempre es el mismo ser humano, desde el principio. Y tan absurdo sería defender que el hijo recién concebido no es un ser humano porque no tiene aspecto de niño, como suponer que el niño no es un ser humano porque no tiene el aspecto externo del adulto.

Admitiendo que existe una nueva vida desde el momento de la fecundación, ¿no podría ser una vida vegetal o animal, para llegar a ser humana en una fase posterior?

No. Con los actuales conocimientos genéticos, es indudable que cada ser es lo que es desde el momento de la fecundación. De la unión de gametos vegetales sólo sale un vegetal; de gametos animales no racionales, por ejemplo un chimpancé, sólo sale otro chimpancé, y de la unión de gametos humanos.

ACTIVIDADES

Recuerda que toda la información está en la página y en los vídeos. Ya sabes que las preguntas están por orden de redacción, así que ve leyendo y respondiendo.

1. ¿Qué te ha gustado de la película y qué mensaje has extraído?

2. Describe que son para ti los siguientes presupuestos:

a) el valor de la amistad y de la familia

b) el apoyo a los necesitados

c) el hacer el bien

d) la  adopción

e) la sanación de las heridas internas

f) el respeto por la vida

g) la Fe

3. ¿Qué es el aborto?

4. ¿Qué tipos de aborto existen?

5. ¿Qué es el síndrome post-aborto?

6. ¿Es un ser humano el fruto de la concepción en sus primeras fases de desarrollo?

7. ¿Así que no es verdad que al principio existe una cierta realidad biológica, pero que sólo llegará a ser un ser humano más tarde?

8. ¿Cómo puede existir un ser humano mientras es algo tan pequeño que no tiene el más mínimo aspecto externo de tal?

9. Admitiendo que existe una nueva vida desde el momento de la fecundación, ¿no podría ser una vida vegetal o animal, para llegar a ser humana en una fase posterior?

10. Aporta tu opinión personal sobre el derecho a la vida: ¿nos puede alguien quitar el derecho a la vida?

Las actividades se pueden realizar de dos formas: 1/ a mano en un folio o libreta, 2/ a ordenador en documento de Word. Los trabajos deben ser enviados al siguiente email: rosi.hoyo@iesaa.es

Muy importante: en asunto hay que poner nombre, apellidos y curso (el email que no tenga nombre, apellidos y curso no será evaluado) Si los trabajos se realizan con bolígrafo hay que realizar una fotografía lo suficientemente clara y enviarla como archivo adjunto en un email (una fotografía borrosa o poco clara no será aceptada para la evaluación de la asignatura). Las actividades que se realicen en formato de Word en el ordenador se envían a la dirección de email como archivo adjunto. Todas las actividades hay que mandarlas al email: email: rosi.hoyo@iesaa.es

Fecha de entrega: antes del 31 de mayo a las 12h de la noche. Trabajos y actividades que se entreguen después de esa fecha no serán evaluados. Antes de esta fecha se puede entregar cuando se quiera. Se envía un email con todas las actividades aunque sean varios trabajos (no se envían varios emails), todo tiene que ir en un email. Cada grupo va a trabajar tres unidades, por lo tanto en ese email se envían todas las actividades.

En caso de dudas podéis mandarme un email con vuestras cuestiones a email: rosi.hoyo@iesaa.es (no olvides siempre en asunto poner nombre, apellidos y curso).

Un saludo y ánimo