Archivo de la categoría: Adviento

IV Domingo de Adviento – Año litúrgico 2017 – 2018 – (Ciclo B)

“ Había unos pastores que pasaban la noche a la intemperie ”

Introducción

El profeta Isaías nos anuncia el nacimiento del Mesías. Nos dice que el Niño alumbrará a un pueblo que ahora camina en tinieblas. Con el Niño tendremos seguridad, firmeza, justicia y derecho, porque con Él llega el Reino de Dios.

Seguir leyendo IV Domingo de Adviento – Año litúrgico 2017 – 2018 – (Ciclo B)

La sopa de la Mendiga

En el pueblo ninguno era más pobre que Rebeca, pues sólo poseía los vestidos que llevaba. Y esto era muy poco. La blusa y la falda estaban desgarradas, las medias y las sandalias llenas de agujeros. Todos los habitantes del pueblo la conocían y Rebeca conocía a cada uno de ellos.

Cuando tenía hambre sabía donde golpear y tenía la costumbre de dormir afuera. Aún en invierno sabía donde encontrar un refugio. ¡Que vida miserable! Sin embargo, Rebeca llevaba esta vida de hace muchos años y no sentía envidia, ni la necesidad de cambiar lo que fuese.

Seguir leyendo La sopa de la Mendiga

Los Pastores cerca del Fuego

En los campos, no lejos de Belén, estaban sentados algunos pastores alrededor del fuego, pues refrescaba bastante en la noche.

Sus ovejas descansaban apaciblemente en un gran círculo alrededor de ellos. Sólo sus perros estaban en movimiento e iban de aquí para allá, como bravos perros guardianes.

Samuel, el más joven de los pastores suspiró: “Que lindo sería si la amenaza del lobo….” Jacob sacudió la cabeza irritado: “¿Para qué soñar?, replicó “Mientras haya ovejas, habrá lobos para atraparlas”. Entonces el viejo Elías levantó la cabeza blanca. Fijó sus ojos claros en sus compañeros y dijo con un tono misterioso: “¿Quién sabe, quién sabe? Está escrito que un día vendrá, en que lobos y ovejas pacerán juntos apaciblemente.” ¿Cuándo vendrá ese día?”, inquirió enseguida Samuel. El anciano inclinó la cabeza solemnemente: “la escritura dice que el hijo de dios vendrá entre los hombres. Entonces no habrá más odio sobre la Tierra y la paz reinará entre los hombres y los animales. En cuanto a la fecha nadie lo sabe.”

Seguir leyendo Los Pastores cerca del Fuego

Adviento: Una ventana abierta

Con permiso de Mingote: “Adviento: Una ventana abierta”

No sé quién es este señor de la escalera. Pero al ver un cielo vacío, ha cogido su escalera. No está gris el cielo. Pero está muy solitario, muy sin vida.

Casi tan solitario como este hombre. Él solo. Con su inquietud y su búsqueda.

Un cielo sin aves (¿palomas?) no es cielo.

Tiene que levantarse sobre el suelo, y hacer el esfuerzo de “subir” siquiera un poco.

Seguir leyendo Adviento: Una ventana abierta

…liz Navidad

“Así se manifiesta el “espíritu navideño”: Promesa que genera esperanza, se consolida en Jesús y se proyecta, también en esperanza, hacia la segunda venida del Señor” (Card. Jorge Bergoglio, Artículo escrito el 23 de noviembre de 2011)

El mensaje es sencillo y claro: “…liz Navidad: sin fe la Navidad está incompleta. Medítalo”.

¡Cuánta razón tienen esas palabras!

Honestamente, ¿qué sentido tendría celebrar en grande el 24 y 25 de diciembre si no fuera por la fe? ¿Solamente por seguir con “las costumbres”? Muchos lo verán así, como un simple evento social, pero no es el sentido de fondo por el que se festejan por todo lo alto estas fechas.

Con la excesiva mentalidad consumista enquistada en nuestro tiempo, quizá se dificulta entender que, en realidad, la Navidad procede de la fe. Sin fe, la Navidad es una celebración más, una costumbre fácilmente reducible a la comida y a la bebida (ciertamente indispensables en las celebraciones, pero no son lo único).

Seguir leyendo …liz Navidad

El Perro del Pastor

María y José seguían caminando hacia Belén y buscaban un albergue para pasar la noche. Aquel día todavía no habían encontrado nada y pensaban dormir otra vez al aire libre. José percibió entonces, a la sombra del crepúsculo, una casita no iluminada y así, María y José se acercaron llenos de esperanzas. Era un aprisco, una casita de pastor. Poco importaba si encontraban allí techo y calor. Pero no habían contado con Finod era el perro del pastor. Durante el día, cuidaba las ovejas en el prado. Por la noche, cazaba a los merodeadores y a los ladrones que se aproximaban al establo. Desde que olfateó a María y a José, Finod se levantó de un salto y sacudió violentamente la cadena que lo mantenía atado. Corrió de inmediato donde los intrusos de manera amenazante. Sus “gua gua” significaban: “Tengan cuidado, aquí estoy yo, el dueño. ¡No se acerquen!”.

Seguir leyendo El Perro del Pastor

Domingo III de Adviento Año litúrgico 2017 – 2018 – (Ciclo B)

“ Se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador ”

Introducción

Vivimos un cierto paréntesis en el panorama sobrio del Adviento. Aquí asoma ya la alegría, que estallará irreprimible en Navidad. Profecías antiguas y anuncios más recientes suscitan nuestro gozo, porque se nos proclama una liberación inminente.

Pablo se dirige a la comunidad de Tesalónica, que ha sufrido precisamente por haber abrazado con entusiasmo la fe que él les predicó. Ahora les exhorta a mantenerse orando y haciendo el bien, para que su espíritu no decaiga y su esperanza se consolide.

Seguir leyendo Domingo III de Adviento Año litúrgico 2017 – 2018 – (Ciclo B)

La comidad: una triste Navidad sin Dios

Millones de felicitaciones escritas y orales, con ocasión de la Navidad, van a desearse los españoles de toda clase, ideología y condición, en estos días del año tan señalados.

Es penoso convertir la felicitación navideña en mero estereotipo o fórmula rutinaria y repetitiva, vaciada de auténtico contenido. Para muchos la Navidad se ha convertido en la Comidad, una mera ocasión para celebrar comidas y más comidas donde el protagonista principal de la fiesta queda relegado sin que nos acordemos de El en ningún momento más haya de haberlo puesto en un belén como mera decoración por pura rutina. Estas personas dedican horas y horas a todo tipo de comidas, preparativos y reuniones y ni un minuto para visitar la Iglesia en Navidad, para ponerse en paz con Dios, siquiera para rezar, que triste ironía.

Seguir leyendo La comidad: una triste Navidad sin Dios

La corona de Adviento

Se denomina corona de Adviento a un adorno hecho con ramas de abeto o pino, con cuatro velas, que es colocada sobre una mesa durante el tiempo de Adviento.

Las cuatro velas suelen ser de los colores que se describen a continuación:

Morado: Representa el espíritu de la vigilia.

Verde: Representa la esperanza.

Rosa: Representa la alegría por la cercanía del nacimiento de Jesús.

Blanco:  Es el color de la presencia luminosa de Dios.

Seguir leyendo La corona de Adviento

Un cuento de Adviento

 

“Martín era un humilde zapatero de un pequeño pueblo de montaña. Vivía solo. Hacía años que había enviudado y sus hijos habían marchado a la ciudad en busca de trabajo.

Martín, cada noche, antes de ir a dormir leía un trozo de los evangelios frente al fuego del hogar. Aquella noche se despertó sobresaltado. Había oído claramente una voz que le decía. ‘Martín, mañana Dios vendrá a verte’. Se levantó, pero no había nadie en la casa, ni fuera, claro está, a esas horas de la fría noche…

Seguir leyendo Un cuento de Adviento

II Domingo de Adviento. Año litúrgico 2017 – 2018 – (Ciclo B)

“ Consolad, consolad a mi pueblo, dice vuestro Dios 

Introducción

Actualmente, son muchos los rostros desconsolados. Para constatarlo solo es preciso caminar con los ojos bien abiertos a través de los barrios de nuestras ciudades, por los lujosos y por aquellos que vergonzosamente ocultamos, establecidos al margen de nuestras ciudades. Los desconsuelos tienen nombres, causas y densidades distintas: soportar día tras día el sinsabor de una vida sin sentido; no poder asegurar los elementales gastos cotidianos para vivir sobriamente; convivir con un cuerpo o una mente enfermo s sin remedio; padecer el aparente silencio de Dios, su fingida malévola indiferencia. Y tantos otros desconsuelos…

Seguir leyendo II Domingo de Adviento. Año litúrgico 2017 – 2018 – (Ciclo B)

I Domingo de Adviento Año litúrgico 2017 – 2018 – (Ciclo B)

“ Mirad, vigilad: pues no sabéis cuándo es el momento ”

Introducción

Este domingo inaugura la liturgia un nuevo Ciclo, B. Adviento nos habla de la venida del Señor y la necesidad de estar preparados para tal acontecimiento. La realidad más profunda es que siempre está en y con nosotros, incluso antes de la creación del mundo.

La liturgia de la Palabra es una oportunidad diaria para mirar con ojos de fe las realidades envolventes, para relacionar nuestra existencia con el Dios creador y toda la creación, y sorprendernos dentro del conjunto, con un itinerario personalizado y unas relaciones humanas que hemos de cultivar acertadamente hacia un destino gozoso, que ya ha comenzado en esta etapa terrena, y a la vez definitiva.

Seguir leyendo I Domingo de Adviento Año litúrgico 2017 – 2018 – (Ciclo B)