Archivo de la categoría: Enseñanza

Vivir la Creación

I.- El Génesis / En el principio… La Creación 

1. ¿De qué trata este vídeo?

II.- La Biblia comienza con el libro del Génesis y el relato de la creación. Es un relato muy poético que narra la ceración de Dios en seis días. Antes de leer el texto con atención, observa el esquema de como veían el universo los hebreos.

Relato de la Creación. Génesis, 1 1.

En el principio creó Dios los cielos y la tierra. La tierra era caos y confusión y oscuridad por encima del abismo, y un viento de Dios aleteaba por encima de las aguas. Dijo Dios: «Haya luz», y hubo luz. Vio Dios que la luz estaba bien, y apartó Dios la luz de la oscuridad; y llamó Dios a la luz «día», y a la oscuridad la llamó «noche». Y atardeció y amaneció: día primero. Dijo Dios: «Haya un firmamento por en medio de las aguas, que las aparte unas de otras.» E hizo Dios el firmamento; y apartó las aguas de por debajo del firmamento, de las aguas de por encima del firmamento. Y así fue. Y llamó Dios al firmamento «cielos». Y atardeció y amaneció: día segundo. Dijo Dios: «Acumúlense las aguas de por debajo del firmamento en un solo conjunto, y déjese ver lo seco»; y así fue. Y llamó Dios a lo seco «tierra», y al conjunto de las aguas lo llamó «mares»; y vio Dios que estaba bien. Dijo Dios: «Produzca la tierra vegetación: hierbas que den semillas y árboles frutales que den fruto, de su especie, con su semilla dentro, sobre la tierra.» Y así fue. La tierra produjo vegetación: hierbas que dan semilla, por sus especies, y árboles que dan fruto con la semilla dentro, por sus especies; y vio Dios que estaban bien. Y atardeció y amaneció: día tercero. Dijo Dios: «Haya luceros en el firmamento celeste, para apartar el día de la noche, y valgan de señales para solemnidades, días y años; y valgan de luceros en el firmamento celeste para alumbrar sobre la tierra.» Y así fue. Hizo Dios los dos luceros mayores; el lucero grande para el dominio del día, y el lucero pequeño para el dominio de la noche, y las estrellas; y púsolos Dios en el firmamento celeste para alumbrar sobre la tierra, y para dominar en el día y en la noche, y para apartar la luz de la oscuridad; y vio Dios que estaba bien. Y atardeció y amaneció: día cuarto. Dijo Dios: «Bullan las aguas de animales vivientes, y aves revoloteen sobre la tierra contra el firmamento celeste.» Y creó Dios los grandes monstruos marinos y todo animal viviente, los que serpean, de los que bullen las aguas por sus especies, y todas las aves aladas por sus especies; y vio Dios que estaba bien; y bendíjolos Dios diciendo: «sed fecundos y multiplicaos, y henchid las aguas en los mares, y las aves crezcan en la tierra.» Y atardeció y amaneció: día quinto. Dijo Dios: «Produzca la tierra animales vivientes de cada especie: bestias, sierpes y alimañas terrestres de cada especie.» Y así fue. Hizo Dios las alimañas terrestres de cada especie, y las bestias de cada especie, y toda sierpe del suelo de cada especie: y vio Dios que estaba bien. Y dijo Dios: «Hagamos al ser humano a nuestra imagen, como semejanza nuestra, y manden en los peces del mar y en las aves de los cielos, y en las bestias y en todas las alimañas terrestres, y en todas las sierpes que serpean por la tierra. Creó, pues, Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó. Y bendíjolos Dios, y díjoles Dios: «Sed fecundos y multiplicaos y henchid la tierra y sometedla; mandad en los peces del mar y en las aves de los cielos y en todo animal que serpea sobre la tierra.» Dijo Dios: «Ved que os he dado toda hierba de semilla que existe sobre la haz de toda la tierra, así como todo árbol que lleva fruto de semilla; para vosotros será de alimento. Y a todo animal terrestre, y a toda ave de los cielos y a toda sierpe de sobre la tierra, animada de vida, toda la hierba verde les doy de alimento.» Y así fue. Vio Dios cuanto había hecho, y todo estaba muy bien. Y atardeció y amaneció: día sexto.»

Seguir leyendo Vivir la Creación

Ciencia y Fe

Ciencia y Fe II

Descubre las relaciones que ha habido entre la fe y la ciencia durante la historia de la iglesia, así como sus diálogos y más descubrimientos, ¿son compatibles?

¿Qué relaciones ha habido entre fe y ciencia a través de la historia de la iglesia?

A través de los siglos, ha habido y hay aún personas que han buscado un diálogo y una colaboración entre Fe y ciencia, para ventaja y servicio del crecimiento de la persona y de la entera humanidad.

También es verdad que no han faltado, incluso entre los cristianos, actitudes que no han percibido y reconocido la legítima autoridad de la ciencia, suscitando discusiones y controversias, hasta retener que ciencia y Fe se oponen entre ellas. Otras veces ha habido entre ambas indiferencia, que les ha llevado a caminar por binarios paralelos, en la completa ignorancia la una de la otra.

Se afirma también que la Iglesia, fiel a la propia misión, puede entrar en diálogo con cualquier tipo de ciencia y utilizar eficazmente los resultados científicos para cumplir mejor su misión. Enviada a todos los pueblos di cualquier tiempo y lugar, la Iglesia no está ligada de modo exclusivo a ningún tipo de ciencia, y tampoco a conquista científica alguna.

¿Cuál dialogo puede existir entre fe y ciencia?

Un diálogo en la distinción: un diálogo que reconozca las características específicas de cada una de las dos. De hecho, cada una: tiene propios métodos, ámbitos y objetos de investigación, finalidades y límites debe respetar la otra y reconocer a la otra la legítima posibilidad de ejercicio autónomo según los propios principios.

 “Existen dos órdenes de conocimiento distintos, el de la Fe y el de la razón, y la Iglesia reconoce que “las artes y las disciplinas humanas (…) se sirven, en el ámbito propio de cada una, de principios propios y de un propio método; por lo que, “reconociendo esta justa libertad”, la Iglesia afirma la legítima autonomía de las ciencias” (GS, 36).

Al mismo tiempo, las dos están llamadas a servir al hombre y la humanidad, favoreciendo el desarrollo y el crecimiento integral de cada uno y de todos.

Seguir leyendo Ciencia y Fe

Ciencia y Fe

Ciencia y Fe I

Ciencia y religión, dos visiones del mundo

Ciencia y religión son las dos grandes visiones del mundo más importantes. Son fenómenos globales presentes a lo largo de toda la historia de la humanidad. Las relaciones entre ciencia y religión se pueden enfocar desde tres puntos de vista: histórico, epistemológico y sociológico. La primera pregunta que se plantea es si son entre si compatibles o incompatibles. Dentro de la compatibilidad se puede destacar su autonomía y desde ella el diálogo y la complementariedad. El problema de los orígenes del universo, la vida y el hombre puede plantearse desde la religión y de la ciencia. Aunque esto llevó a ciertos conflictos hoy encontramos que no tiene porqué oponerse. El campo de la ética es un terreno en el que ciencia y religión se encuentran.

¿Son ciencia y religión incompatibles y opuestas? ¿Ha perseguido la Iglesia a los científicos? ¿Murió Galileo en la hoguera condenado por la Inquisición? ¿Han condenado los papas la teoría de la evolución? ¿Son la mayoría de los científicos materialistas y ateos?

Muchas afirmaciones negativas sobre la relación entre ciencia y religión se siguen repitiendo hoy, a veces, con enconada virulencia y algunos ven en la religión un virus maligno que se opone al progreso de la ciencia. El tema necesita de una reflexión seria y serena que examine la relación entre ciencia y religión como formas de conocimiento y fenómenos sociales, y cómo ha sido esta relación a lo largo de la historia, en especial, en relación con el cristianismo.

Nadie puede hoy dudar que la ciencia y la religión son, sin lugar a dudas, las dos grandes visiones sobre el mundo. Aunque hay otras visiones, como la artística, estas dos tienen una extensión y fuerza que las sitúan como las dos más importantes maneras de mirar al mundo. En general, podemos decir que la ciencia trata de comprender la naturaleza del mundo material que nos rodea, cómo ha llegado a ser, cómo lo conocemos y qué leyes lo rigen. La religión, por otro lado, trata de lo que transciende el mundo material y pone al hombre en contacto con lo que está más allá, lo numinoso, lo misterioso, en una palabra con el misterio de Dios y su relación con el hombre y el universo.

Seguir leyendo Ciencia y Fe

Ciencia y Fe

Ciencia y Fe I

Ciencia y religión, dos visiones del mundo

Ciencia y religión son las dos grandes visiones del mundo más importantes. Son fenómenos globales presentes a lo largo de toda la historia de la humanidad. Las relaciones entre ciencia y religión se pueden enfocar desde tres puntos de vista: histórico, epistemológico y sociológico. La primera pregunta que se plantea es si son entre si compatibles o incompatibles. Dentro de la compatibilidad se puede destacar su autonomía y desde ella el diálogo y la complementariedad. El problema de los orígenes del universo, la vida y el hombre puede plantearse desde la religión y de la ciencia. Aunque esto llevó a ciertos conflictos hoy encontramos que no tiene porqué oponerse. El campo de la ética es un terreno en el que ciencia y religión se encuentran.

¿Son ciencia y religión incompatibles y opuestas? ¿Ha perseguido la Iglesia a los científicos? ¿Murió Galileo en la hoguera condenado por la Inquisición? ¿Han condenado los papas la teoría de la evolución? ¿Son la mayoría de los científicos materialistas y ateos?

Muchas afirmaciones negativas sobre la relación entre ciencia y religión se siguen repitiendo hoy, a veces, con enconada virulencia y algunos ven en la religión un virus maligno que se opone al progreso de la ciencia. El tema necesita de una reflexión seria y serena que examine la relación entre ciencia y religión como formas de conocimiento y fenómenos sociales, y cómo ha sido esta relación a lo largo de la historia, en especial, en relación con el cristianismo.

Nadie puede hoy dudar que la ciencia y la religión son, sin lugar a dudas, las dos grandes visiones sobre el mundo. Aunque hay otras visiones, como la artística, estas dos tienen una extensión y fuerza que las sitúan como las dos más importantes maneras de mirar al mundo. En general, podemos decir que la ciencia trata de comprender la naturaleza del mundo material que nos rodea, cómo ha llegado a ser, cómo lo conocemos y qué leyes lo rigen. La religión, por otro lado, trata de lo que transciende el mundo material y pone al hombre en contacto con lo que está más allá, lo numinoso, lo misterioso, en una palabra con el misterio de Dios y su relación con el hombre y el universo.

Seguir leyendo Ciencia y Fe

Conversaciones con Dios

Conversaciones con Dios

Conversaciones con Dios es el nombre de una trilogía escrita por Neale Donald Walsch. Desde el lanzamiento del primer libro en 1995 han tenido un gran éxito convirtiéndose en best seller. Cada libro ha sido escrito como un diálogo en el que el autor conversa con Dios. Walsch asegura que este diálogo está realmente inspirado por Dios.​ La serie completa consta de más de 3.000 páginas en las que se tratan muchos temas (como la vida, la muerte, el amor, el sexo, la paternidad, la salud, la educación, la economía, la política, la espiritualidad, la religión, el trabajo, la física, el tiempo, las tradiciones, el proceso de la creación, nuestra relación con Dios, la ecología, el crimen, el castigo, la vida en las sociedades muy desarrolladas del cosmos, el bien y el mal, los mitos culturales, la naturaleza del amor genuino, …)

El libro tiene como hilo conductor la historia de un hombre que supuestamante experimentó una revelación divina interior de un Dios que se pone a disposición para compartir todo su “conocimiento divino” y solucionar todas las inquietudes teológicas del autor y de los futuros lectores. El libro está escrito como un sin fin de preguntas y respuestas, en donde el autor pregunta y “Dios” “responde” de una manera  simple y agradable de leer.

Dios revela su nombre por primera vez a Moisés en la zarza ardiente, cuando éste pregunta “Si me presento ante los israelitas y les digo que el Dios de sus padres me envió a ellos, me preguntarán cuál es su nombre. Y entonces, ¿qué les responderé?”. y el mismo Dios le responde “Yo soy el que soy”  y  luego añade : ‘Tú hablarás así a los israelitas: ‘Yo soy’ me envió a vosotros’. (Exodo 3,13-14).

Dios es el gran yo Soy, que no depende de nadie para ser, ni nos creó para ratificarse como persona. La gloria y poder de Dios vienen de su naturaleza y no por ningún don o suceso ajeno a Él: La divinidad de Dios es intrínseca, parte de Él, y nada que hagamos o dejemos de hacer lo vuelve menos de lo que es.

Jesús no se reveló al mundo entero de manera directa, sino que eligió a unos pocos para conocerlo, para seguirlo, acompañarlo y ser testigos de sus milagros, y para luego, en Pentecostés, obtener la fuerza de ser capaces de salir a predicar el Evangelio, es decir la Buena Nueva o Buena Noticia. Por lo tanto toda nuestra Iglesia se basa en la transmisión de la noticia, es decir, en que aquellos que vieron a Jesús (El Dios con nosotros) resucitado testificaron en favor de Él para bien de toda la humanidad,  incluso hasta hacerse matar por ello.

Siempre a través de la historia Dios ha elegido a personas especiales, patriarcas, profetas,… para ser los portadores de sus designios y de sus revelaciones y es por la comunicación oral que el pueblo de Israel mantuvo mucho de su conocimiento teológico de generación en generación. “Id a anunciar la Buena Nueva”.

Seguir leyendo Conversaciones con Dios

Jesús y la Historia

El Evangelio no es una biografía de Jesús. Su objetivo (dar un testimonio para conducir al lector o al oyente a plantearse la cuestión: ¿Quién es este hombre?

Jesús y la Historia

« ¿Por qué Jesús se ha convertido en un punto de referencia en la historia?
-¿Es normal plantearse preguntas sobre Jesús?
-¿Qué pensar de los milagros de Jesús?
-¿Qué es el Evangelio?
-A su juicio, ¿Jesús es un impostor?»

Estas cinco preguntas plantean el problema de la historicidad de los cuatro Evangelios, del que se desarrollará un resumen progresivo.

1. Actualmente nadie niega ya la existencia de Jesús, que ha servido de punto de partida a nuestra era cristiana (los judíos dicen «era común» porque les molesta el adjetivo «cris-tiano», lo cual es perfectamente comprensible). Esta era tiene cuatro años de retraso porque el monje Dionisio el Pequeño se equivocó en sus cálculos. Los musulmanes utilizan también otro calendario que comienza en el 622, fecha de la égira, es decir, de la huida de Mahoma de la Meca a Medina.

Que los historiadores griegos y romanos apenas hablen de Jesús es una prueba más de su existencia, ya que en su tiempo era imposible detectar la presencia de un judío, de un Israel minúsculo en la enormidad del imperio romano. Por otra parte, en el propio Israel proliferaban el falso mesías, que, de vez en cuando, alteraban la paz de los ocupantes romanos. En cambio, es normal que un historiador judío, contemporáneo de Jesús, Flavio Josefo, hable de Él en su libro «La Guerra de los Judíos ». Los mejores especialistas han establecido la autenticidad de un pasaje controvertido de su obra en el que hace alusión a Cristo y a su brillante reputación. Los demás historiadores, todos ellos más tardíos, sólo hablan de los discípulos de «Chrestos», perseguidos por los emperadores.

Seguir leyendo Jesús y la Historia

Palestina en tiempos de Jesús

Palestina colonia romana

En el año 37 a.C. fue nombrado rey dependiente de Roma, quien sería llamado luego Herodes el Grande. Hijo de Antípatro, general del rey palestino dependiente de Roma, Hircano II.

Durante su reinado tuvo lugar la reconstrucción del templo de Jerusalén. Alrededor del 19 a.C. Herodes el Grande hizo demoler el templo de Jerusalén y reconstruyó uno nuevo en su lugar.

A la muerte de Herodes el Grande, en 4 a. C., su reino se dividió entre tres de sus hijos:

Arquelao, (4 a.C – 6 d. C.) designado rey de las provincias Judea, Samaría e Idumea.

Antipas(4 a.C. – 39 d.C.) llamado Herodes Antipas, rey de Galilea y Perea.

Filipo, (4 a.C. – d.C.) rey de las provincias más remotas: Batanea, Gaulanítide, Traconítide y Auranítide.

Monografias.com
La línea roja demarca los dominios del Imperio romano desde el 64 a.C.
Seguir leyendo Palestina en tiempos de Jesús

Templos religiosos de Roquetas de Mar

Los templos religiosos que se van a estudiar a continuación son la iglesia de Santa Ana y San Joaquín en El Puerto, la iglesia Nuestra señora de la Asunción en El Parador y la Basílica Ortodoxa Rumana El Bautismo del Señor.

A continuación pincha sobre los enlaces de los tres templos religiosos y accede a la información de cada uno.

Las actividades se encuentran al final de esta página.

Seguir leyendo Templos religiosos de Roquetas de Mar

La Biblia

Parte 1.- QUÉ ES LA BIBLIA

            La palabra Biblia viene del griego y significa libro. Contiene 73 libros. La Biblia es un conjunto de libros que la iglesia reconoce como sagrados. Son Palabra de Dios.

            La Biblia está dividida en dos partes: Antiguo y Nuevo Testamento

            El antiguo Testamento consta de 46 libros y recoge la historia del pueblo de Israel desde sus comienzos hasta una época cercana a Jesús.

            El Nuevo Testamento consta de 27 libros que narran la vida y el mensaje de Jesús y la vida de los primeros cristianos.

Seguir leyendo La Biblia

Cartas a Dios

Sientate cómodamente, coge un refresco o algo picar y ponte a ver esta película. Después vendrán las actividades.

“Cartas a Dios” (Oscar et la dame de Rose)

Cartas a Dios es una hermosa alegoría de la vida vista a través de los ojos de un niño con una enfermedad terminal. La premisa de la historia puede asustar, y es precisamente una de las grandes virtudes de esta película el iluminar de modo maravilloso uno de los grandes misterios de la vida  (la presencia del mal y la enfermedad en los inocentes) y como éstos pueden ser ocasión de encuentro, amor y redención.

Oscar, internado en un hospital con otros niños que sufren diversas enfermedades o discapacidades, se enterará de modo casual que su muerte está próxima. Sus padres no son capaces de enfrentar la situación, y el pequeño se verá completamente solo. Conoce, tras un encuentro fortuito, a la “dama de Rosa”, a quien le confiesa pronto que “no es un buen paciente, del tipo que hace feliz, de aquellos que hacen tener fe en la medicina”. Rosa tampoco es feliz, ni del tipo “que hace caridad”. Pronto, sin embargo, comenzará una hermosa relación llena de ternura y esperanza.

Seguir leyendo Cartas a Dios

El curioso caso de Benjamin Button

Siéntate cómodamente, coge un refresco o algo picar y ponte a ver esta película. Después vendrán las actividades.

El curioso caso de Benjamin Button (2008) de David Fincher.

Basada en un relato corto de F. Scott Fitzgerald trata de la vida singular de Benjamín: un extraño bebé que nace siendo anciano y que con el paso del tiempo terminará convirtiéndose en un bebé. Está construida como la confesión de una madre a su hija sobre su verdadero padre, cuando se acerca el huracán Katrina y la muerte de la anciana. Este extraño personaje que tendrá un cuerpo que crece a la inversa que su espíritu nos ofrecerá a un personaje que madura de una forma distinta y que también tendrá que amar a Daisy -su fiel y verdadero único amor-, de una forma distinta aunque no por ello imposible. La película puede ser un comentario al Eclesiastés donde desde la perspectiva del final se descubre una mejor orientación del recorrido. Cuando ya se ha experimentado la decrepitud del final se valora aquella fe que reconociendo que “todo es vanidad”, sabe que la vejez no es para débiles.

Seguir leyendo El curioso caso de Benjamin Button

Bella

Siéntate cómodamente, coge un refresco o algo picar y ponte a ver esta película. Después vendrán las actividades.

Sinopsis

Bella es una película que cuenta la historia de José, un joven futbolista profesional con un futuro prometedor y brillante, que está a punto de firmar un contrato multimillonario con el mejor equipo de futbol.

 En la euforia de este gran acontecimiento sufre un accidente que le cambió la vida. Por lo que se retira del deporte para trabajar como chef en el restaurante de su hermano adoptivo Manny, que vende comida mexicana en la ciudad de Nueva York. Allí conoce a Nina, una de las meseras, quien, a causa de sus retardos es despedida en un momento crucial de su vida: desdichada, embarazada y sin camino, tiene que enfrentar su realidad y lo único que se le ocurre ante este desolador panorama es abortar a su bebé, porque cree no estar preparada para ser madre soltera.

 Entonces, José la lleva a su casa para tranquilizarla un poco y poder hacerla desistir de su idea y se anime a dar a luz a su bebé. Su plan es que una vez nacido se lo entregue a él en adopción. Así sucede y años más tarde ambos se reencuentran con grandes sorpresas realizadas por Bella.

Seguir leyendo Bella