Archivo de la categoría: Reflexiones

El ocaso de los bebés

Occidente se adentra en el invierno demográfico

Para nadie es un secreto que The New York Times (NYT) es un periódico liberal. Por ello no deja de sorprender que en su reciente edición dominical dedicó su Sunday Review (Revista Dominical) al pánico en el que están entrando los hacedores de políticas por la caída de las tasas de fertilidad en el mundo, especialmente en Occidente.

Bajo el título de “El fin de los bebés”, el extenso reportaje de Anne Louie Sussman se pregunta si la vida moderna se ha convertido en una vida hostil a la reproducción humana y qué consecuencias puede tener el hecho que muchos países –pone el primer ejemplo en Dinamarca—estén por abajo, muy por debajo de las tasas de reemplazo poblacional.

Seguir leyendo El ocaso de los bebés

El Papa Francisco anima a vivir con esperanza la comunión de los santos

El Papa Francisco invitó a vivir con esperanza la próxima solemnidad de todos los Santos y la memoria de los fieles difuntos.

Al terminar la audiencia general de este miércoles 30 de octubre, el Santo Padre recordó una enseñanza de San Juan Pablo II para vivir con esperanza la comunión de los santos.

“Como decía San Juan Pablo II, estos días ‘nos invitan a mirar al cielo, meta de nuestra peregrinación terrena’. Allí nos espera la comunidad festiva de los santos. Allí nos encontraremos con nuestros queridos difuntos, por los que ahora se eleva nuestra oración”, señaló el Papa.

Por ello, el Pontífice invitó a “vivir el misterio de la comunión de los santos con la esperanza que brota de la resurrección de nuestro Señor Jesucristo”. 

Día de Todos los Santos: ¿Cómo hablar con tus hijos de la muerte?

El 2 de noviembre, el día después de la fiesta de “Todos los Santos”, celebramos la fiesta de los muertos. La evocación de familiares fallecidos y la visita al cementerio pueden suscitar muchas preguntas en los niños. ¿Cómo podemos hablarles del misterio de la muerte y de la esperanza de la vida eterna? 

Al celebrar Todos los Santos, cuando florecen los crisantemos, nos unimos -vivos y muertos- en la misma oración: alabanza a los santos que ya gozan de la infinita bienaventuranza prometida por Jesús; intercesión por todos aquellos que, esperanzados en saborear la plenitud del Reino, son todavía inmersos en el estado misterioso que se llama purgatorio. El Día de Todos los Santos nos invita a considerar la muerte como la entrada a la vida eterna. Pero experimentamos la muerte con dolor. Es la separación y la ansiedad ante lo desconocido. Por lo tanto, a veces nos sentimos en la tentación de mantener a nuestros hijos alejados de la muerte lo más posible: “Pronto descubrirán todo esto, tienen tiempo para sufrir”. Esto no siempre es posible, por supuesto. Pero ¿Es incluso deseable? Y si tenemos que hablar de ello, ¿cómo hacerlo?

Seguir leyendo Día de Todos los Santos: ¿Cómo hablar con tus hijos de la muerte?

¿Por qué nuestro mundo es cada vez más violento?

No hay diálogo. Se intenta imponer el propio criterio, ocuparse en la réplica aguda, en la broma que silencie al otro y, si esto no es suficiente, en el ladrillazo en la cabeza

Viernes por la noche en la preciosa Vía Layetana de Barcelona. Un grupo de policías intenta obedecer las órdenes que les mandan sus superiores sin sufrir bajas. Frente a ellos ven a pandas de exaltados provocando incendios, disparando pirotecnia contra los helicópteros, lanzando adoquines con tirachinas de combate (un arma tan peligrosa como una escopeta).

Seguir leyendo ¿Por qué nuestro mundo es cada vez más violento?

Las Enseñanzas más importantes de la Madre Teresa

1) Si estás juzgando a las personas, no tienes tiempo de amarlas.

2) La mayor enfermedad de Occidente hoy no es la tuberculosis o la lepra; es no ser querido, no ser amado y que nadie se preocupe por ti. Podemos curar las enfermedades físicas con la medicina, pero la única cura para la soledad, la desesperación y la falta de esperanza es el amor. Hay muchos en el mundo que mueren por un trozo de pan, pero hay muchos más que mueren por un poco de amor. La pobreza de Occidente es un tipo distinto de pobreza – no es sólo una pobreza de soledad, sino también de espiritualidad. Hay un hambre de amor así como hay hambre de Dios (Camino de sencillez).

Seguir leyendo Las Enseñanzas más importantes de la Madre Teresa

Confía en mí, cuando te digo que estaría dispuesto a dar la vida por ti

«Lost & Found» es un cortometraje publicado por «Short of the Week». Y lo primero que se me vino a la mente cuando lo veía, fue este famoso versículo de la Biblia que escuchamos con frecuencia: «No hay amor más grande que el que da la vida por sus amigos». Juan 15: 13

Esta es una pequeña reflexión para que pensemos si realmente estaríamos dispuestos a dar la vida por los que amamos. Muchas veces cuando nos vemos enfrentados a situaciones complicadas preferimos salir corriendo o lavarnos las manos.

Antes de empezar a ver este corto quisiera que pensaras en la persona que más amas y te preguntarás a ti mismo hasta dónde estarías dispuesto a ir por él o ella.

Seguir leyendo Confía en mí, cuando te digo que estaría dispuesto a dar la vida por ti

«Debajo del árbol». Un cortometraje sobre el miedo a envejecer y quedarnos solos

«Debajo del árbol», cortometraje realizado por César Cepeda en «Embryonic Producciones», nos trae una importante reflexión. ¿Es la vejez simplemente la conclusión de la vida o tiene un sentido propio? Un pobre viejo que apenas se puede mover, que ha perdido a toda su familia, ¿qué sentido puede tener el seguir viviendo?  

Seguir leyendo «Debajo del árbol». Un cortometraje sobre el miedo a envejecer y quedarnos solos

Los tres leones

En la selva vivían 3 leones. Un día el mono, el representante electo por los animales, convocó a una reunión para pedirles una toma de decisión: Todos nosotros sabemos que el león es el rey de los animales, pero hay una gran duda en la selva: existen 3 leones y los 3 son muy fuertes. ¿A cuál de ellos debemos rendir obediencia? ¿Cuál de ellos deberá ser nuestro Rey?
Los leones supieron de la reunión y comentaron entre sí: Es verdad, la preocupación de los animales tiene mucho sentido. Una selva no puede tener 3 reyes. Luchar entre nosotros no queremos ya que somos muy amigos.
Seguir leyendo Los tres leones

¿Qué puedo hacer para mejorar el mundo?

Cualquier persona medianamente interesada por el resto de sus semejantes, se ha planteado en más de una ocasión esta pregunta: ¿Qué puedo hacer para mejorar el mundo?.

En la actualidad, raro es el día en que las noticias no incitan a cuestionarse el propio comportamiento: ¿cómo puedo seguir llevando este estilo de vida cuando la gente está muriendo de hambre en muchos países, cuando los habitantes de una nación se matan entre sí, cuando el color de la piel o la carencia de pasaporte es un estigma que conduce a la muerte, cuando … ?

Y la respuesta no suele ser otra que una desconsoladora confesión de impotencia. ¿Qué voy a hacer yo frente a problemas de tales dimensiones? Por eso razonamos de la siguiente manera: no estoy en condiciones de arreglar nada. ¡Falaz razonamiento! 

Aunque cueste creerlo, hay que contestar que sí. No se me pide que logre detener todas las guerras, solo que siembre un poco de amor a mi alrededor; no se me exige que calme la necesidad de todos los hambrientos, tan sólo que destine una buena parte de mis ahorros a quienes los necesiten; nadie me obliga a consolar a los millones de seres que necesitan apoyo, únicamente se me pide que sea un poco de alivio para cuantos están cerca de mí. Nada más se me puede exigir, y tampoco nada menos. Y con estas acciones conseguiremos hacer recapacitar a los que nos contemplan y quizá cunda el ejemplo…

¿Estará vivo de verdad?

La resurrección en el arte (galería fotográfica pinchando aquí)

Cuando una única certeza da sentido a todo

La tumba vacía es signo de esperanza. Ante una tumba vacía desaparece el miedo y brota la fe:

“Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio las vendas en el suelo y el sudario con que le hablan cubierto la cabeza, no por el suelo con las vendas, sino enrollado en un sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó”.

Pedro y Juan creen con solo ver el sepulcro vacío. Eso basta para creer, para cambiar de vida.

No ven a Jesús y ya creen. No se aparece ante sus ojos y presienten su presencia. Notan la ausencia de su cuerpo y se alegran. Eso es suficiente.

Seguir leyendo ¿Estará vivo de verdad?

¡Cristo ha resucitado!

Lectura del santo evangelio según san Juan 20,1-9:

«El primer día de la semana, María la Magdalena fue al sepulcro al amanecer, cuando aún estaba oscuro, y vio la losa quitada del sepulcro. Echó a correr y fue donde estaban Simón Pedro y el otro discípulo, a quien Jesús amaba, y les dijo:  «Se han llevado del sepulcro al Señor y no sabemos dónde lo han puesto». Salieron Pedro y el otro discípulo camino del sepulcro. Los dos corrían juntos, pero el otro discípulo corría más que Pedro; se adelantó y llegó primero al sepulcro; e, inclinándose, vio los lienzos tendidos; pero no entró. Llegó también Simón Pedro detrás de él y entró en el sepulcro: vio los lienzos tendidos y el sudario con que le habían cubierto la cabeza, no con los lienzos, sino enrollado en un sitio aparte. Entonces entró también el otro discípulo, el que había llegado primero al sepulcro; vio y creyó. Pues hasta entonces no habían entendido la Escritura: que Él había de resucitar de entre los muertos».