Clonación de dos monos en China

 La clonación de dos monos en China, “amenaza para la humanidad”, según Sgreccia

El máximo experto en bioética del Vaticano, denunció un intento de cancelar la diferencia ontológica entre el hombre y los animales.

El cardenal Elio Sgreccia, máximo especialista de bioética en el Vaticano, ex presidente de la Academia Pontificia para la Vida,  demostró su desconcierto por el experimento realizado por científicos chinos que anunciaron el nacimiento de dos monos hembras de 6 y 8 meses, Zhong Zhong e Hua Hua, clonados usando la misma técnica con la que en 1996 se creó la oveja Dolly.

El experimento ha sido anunciado por la revista Cell del instituto de Neurociencias de la Academia China de las Ciencias con sede en Shanghai este 25 de enero de 2018.

En una entrevista de hoy al periódico italiano, Il Corriere della Sera, el cardenal sostiene que “teniendo en cuenta cómo terminó con la oveja Dolly, envejecida prematuramente después de unos meses y luego asesinada para no hacerle sufrir, pobrecita, se esperaba que nadie volviera a probar tal cosa …”.

Hasta ahora había sido imposible realizar la clonación de primates. En este caso, los científicos chinos han usado la técnica de transferencia nuclear, que permite desarrollar clones idénticos a partir de una célula de un solo individuo.

Sgreccia autor del “Manual de bioética”  desde la perspectiva de la doctrina de la Iglesia, insistió que la investigación antes mencionada puede ser una “amenaza para el futuro de la humanidad”.

“Primero las ovejas, luego el mono … Parece un intento de acercarse al hombre, como si fuera el penúltimo paso. Una perspectiva que la Iglesia, por supuesto, nunca podrá aprobar”, expresó.

El también profesor en la Universidad Católica del Sagrado Corazón en Roma cuestionó que el experimento quiera jugar con la creación devastando los niveles metafísicos.

En la entrevista realizada por Gian Guido Vecchi, el purpurado explicó que se trata del “intento de cancelar la diferencia ontológica entre el hombre y los animales. Detrás del deseo de clonar un mono podemos ocultar una tendencia que ya ha surgido en otras áreas de la investigación, es la de llevar al hombre hacia el mono y el mono hacia el hombre y finalmente considerar al mono como el hombre”.

Sgreccia asegura que no es necesario realizar una investigación biológica o médica y “alterar el orden natural”.

Además, “incluso en la instrucción de la Congregación para la Doctrina de la Fe, se explica que la distinción entre clonación reproductiva y clonación terapéutica es insostenible”.

Entretanto, manifestó que en el magisterio de la Iglesia Católica  aún no hay un documento oficial de explicita condena a la clonación de animales. Pero, aseguró que sobre el argumento se necesita que toda la comunidad científica, y no sólo la Iglesia, evalúe el problema ético.

Y confirmó que desde el punto de vista del creyente “es inaceptable”, pues la “manipulación” de la vida amenaza también la persona.  E indicó que en el caso específico la Iglesia “condena total y firmemente la clonación humana”.

La investigación china abre a la polémica posibilidad de clonar otras especies de primates e incluso humanos. Sin embargo, los científicos orientales aseguran que no quieren seguir ese camino.

Mu-ming Poo, un co-autor del estudio, que dirige el Instituto de Neurociencias y ayuda a supervisar el proyecto dijo en la revista Cell:“El laboratorio está siguiendo estrictas directrices internacionales para la investigación animal establecidas para los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, pero anima a la comunidad científica para discutir lo que debe o no deben ser las prácticas aceptables en lo que respecta a la clonación de primates no humanos”.

“Estamos muy conscientes de que las futuras investigaciones utilizando primates no humanos en cualquier parte del mundo dependen de los científicos que sigan normas éticas muy estrictas”, dice Poo.

El objetivo – según los investigadores – es crear grupos de monos genéticamente idénticos, para la investigación de ciertas enfermedades y no la clonación humana.

“Usted puede producir monos clonados con los mismos antecedentes genéticos, excepto el gen que manipulaste. Esto generará modelos reales y no sólo para las enfermedades cerebrales de base genética, pero también el cáncer, trastornos inmunológicos o metabólicos, y permitirá poner a prueba la eficacia de los medicamentos para estas condiciones antes de su uso clínico”, argumentó el autor del estudio Qiang Sun, Director del Fondo de Investigación de Primates No Humanos de la Academia China de Ciencias Instituto de Neurociencias.

Ary Waldir Ramos Díaz, artículo en Aleteia