Homenaje a Dolores O´Riordan – The Cranberries: DEP

La cantante de la banda irlandesa The Cranberries falleció repentinamente este lunes 15 de enero dejando huérfanos a tres niños. O’Riordan cosechó grandes logros en su carrera musical, defendió la vida frente al aborto y actuó en el Vaticano para el Papa Juan Pablo II y Benedicto XVI.

 Zombie era una oda a los constantes atentados en Irlanda, a finales del siglo pasado.

Dolores O’Riordan, madre de tres niños y conocida por ser la cantante principal de la banda irlandesa The Cranberries murió repentinamente en Londres el lunes 15 de enero, a la edad de 46 años.

The Cranberries es conocido por sus éxitos de la década de 1990, los temas “Zombie” y “Linger” de su álbum debut, doble platino, Everybody Else Is Doing It, So Why Can’t We?, uno de los favoritos del Papa Juan Pablo II.

Además, O’Riordan se pronunció contra el aborto. Entrevista para la revista Rolling Stone.

“No es bueno que las mujeres se sometan a este procedimiento que succiona al feto del interior de sus cuerpos. Menosprecia a las mujeres, a pesar de que algunas mujeres dicen: ‘Oh, no pasa nada por abortar una vez’. Cada vez que una mujer aborta, simplemente aplasta su autoestima, cada vez se hace más y más pequeña”.

Las feministas pro-aborto creen que el aborto es empoderador. Sin embargo, el comentario de Dolores O’Riordan de que el aborto “menosprecia a las mujeres” es de lo más acertado.

Las mujeres son lo suficientemente inteligentes y fuertes como para vivir junto a sus hijos y perseguir sus sueños, como lo demostró O’Riordan. Por eso, no necesitan el aborto para llevar una vida exitosa.

Fue muy criticada por lobbies “feministas” por sus continuos comentarios provida.

La cantante irlandesa nunca escondió su profunda fe. O’Riordan pertenecía a una familia católica (su nombre fue elegido por su madre en referencia a Nuestra Señora de los Dolores) y si bien durante la mayoría de su vida se reconoció como “cristiana” y no como “católica practicante”, sí se declaraba seguidora del papa Juan Pablo II, y posteriormente de Benedicto XVI, para quien también tocó. En sus letras no olvidaba temas como el aborto, cantó contra esta lacra en su tema The Icicle Melts.

Tras su primer encuentro con Juan Pablo II dijo de él que: “Era adorable, muy santo. Me pareció que realmente se preocupaba por los pobres y le encantaba conocer gente. Ya lo había visto cuando era una niña, así que me voló la cabeza poder yo llevar a mi madre a conocerlo”.

O’Riordan también participó de varios conciertos navideños del Vaticano, bajo la petición del papa Benedicto XVI.

Dolores O’Riordan interpretó también el «Ave María» de Schubert, con Luciano Pavarotti, en el concierto “Pavarotti & friends: together for the children of Bosnia”, en 1995, canción que sucesivamente, en 2004, fue elegida por Mel Gibson para la banda sonora de su filme “La Pasión de Cristo”.