Junio 2018: La joven maestra de escuela, de Jean Simeon Chardin (1699-1779)

A partir de 1733 Chardin toma una decisión fundamental: introducir la figura humana en sus obras.Las razones fueron tanto artísticas como económicas. En cuadros de género el artista capta escenas domésticas de niños y mujeres concentrados o ensimismados

…Composiciones llenas de asombrosa sencillez: ternura familiar y las virtudes del hogar marcan la escena…

JEAN SIMEON CHARDIN (1699-1799), nació en Paris, de origen humilde, tuvo una formación como artesano que le marcó en su pintura y que se manifiesta en esa mezcla de laboriosidad y libertad a la hora de interpretar sus obras. Cézanne, Matisse, picaso, lo han considerado su maestro.

Aborda escenas de género influido por la pintura holandesa del siglo anterior, y tambien el retrato en pastel de sus últimos años.

Con su refinado pincel entra en las casas de la burguesía parisina para retratar vivos fragmentos de la vida cotidiana.»La Bendición » y «La madre laboriosa», dos de sus obras más célebres fueron regaladas al mismo Luis XV, convirtiéndose en un intérprete extraordinariamente sutil y sensible del mundo infantil.

Chardin despliega toda su maestría en la ejecución de las texturas de los distintos objetos, prestando especial atención a los reflejos y las traspariencias, las luces y las sombras…los matices de tonalidades pastel…

Recrearse con la serenidad de lo duradero…

Dice Rosemberg que Chardin «no dibuja, pinta lentamente, huye del movimiento, pinta los gestos congelados…desprecia la anecdota…rechaza la narración, sin dar lecciones de moral»

Esta joven maestra de escuela, (National Gallery,1737) no tiene prisa, observa las cosas con su paciencia habitual del que enseña. En su cuadro, Chardin, descansa la vista…un ligero vaho flota sobre la superficie de las cosas.

Chardin dirige la vista del espectador hacia la aguja situada en el centro, con la que la joven maestra señala las letras del abecedario, mientras su hermana pequeña sigue la lección con atención.

Ternura familiar y las virtudes del hogar marcan la escena, que se aleja de lo anecdótico y se convierte en una imagen profundamente humana.

Gran elegancia en la composición. Obras maestras ejecutadas entre 1735-38 de niños ensimismados o aprendiendo, obras ausentes fuera del tiempo, absortas y sumidas en ensoñaciones…

La frescura de la expresión teatral, contención, ensimismamiento…captar la alusión al vuelo

…Son actitudes que la pintura francesa del XVIII hará suyas…Figuras absortas de Chardin que conducen al análisis de la situación del espectador que toda obra pictórica supone…El peso de la tradición, formas expresivas y la imposición de cánones clásicos… COMPOSICIONES LLENAS DE ASOMBROSA SENCILLEZ…ES LA HISTORIA DEL PINTAR…ES LA HISTORIA DEL MIRAR…

…ES LA HISTORIA DE EDUCAR…

¿QUÉ ES EDUCAR?

«Labor lenta y artesanal…Educar es convertir a alguien en persona, entusiasmar con los valores, seducir por encantamiento y ejemplaridad»

El bombardeo de información hace del adolescente más perdido que nunca, por ello es tan importante que los modelos y referentes sean los padres, reflejo donde uno se mira y le gustaría parecerse…

Hay 4 modelos de identidad:

-Profesores que enseñan una asignatura y ya está..

-Maestro que explica lo que no viene en el libro..

– Padres que educan en 4 cuestiones (inteligencia, afectividad, voluntad y espiritualidad)

-Testigo : es una lección de vida y coherencia.

Hay muchos profesores, no muchos padres positivos, escasos maestros y pocos testigos…con estos datos la sociedad se siente perdida…

Hay una gran diferencia entre la FORMACIÓN Y LA INFORMACIÓN:

Con frecuencia, los mejor informados no tienen un criterio propio.

La FORMACIÓN es solidez y firmeza, criterio, ideas claras, saber a qué atenerse, y la INFORMACIÓN son sólo noticias.»

-Artículo de Enrique Rojas en ABC Familiar.

Eurípides…Dramaturgo griego( SV a.C.)

«Los que descuidan la educación de los jóvenes, están condenando el futuro»

Séneca… (SIV a.C)

«El reino más grande es el dominio de sí mismo»

Sócrates… Filósofo griego (SV a.C.)

«La belleza se asemeja a la virtud, es la manera de vivir rectamente»

Tomás Moro (XV)

«El hombre necesita una meta por la que merezca la pena esforzarse»

Pascal… (SXVIII)

«El hombre no es más que una caña, la más débil de la naturaleza, pero una caña que piensa»

Victor Frankl (XX)

«La libertad va unida a la responsabilidad»

Alfred Sonnenfeld (XXI)

«El desarraigo tiene mucho que ver con la falta de virtudes, no dará frutos porque no entiende la verdadera libertad».