El pie del niño Jesús impreso en suelo egipcio

La iglesia de Sakha, en Egipto, conserva todavía un rastro de la presencia del Niño Jesús, con 3 o 4 años, durante su exilio con María y José.

Forzada al exilio, la Sagrada Familia permaneció en Egipto durante casi cuatro años antes de poder regresar a Palestina tras la muerte del rey Herodes. El itinerario seguido por Jesús y sus padres es relatado por Teófilo de Alejandría (muerto en 412) después de un sueño en su biografía. Después de una primera parada en la ciudad de Farma, al este del Nilo, la familia pasó por varios lugares más, como Bilbeis, Borollos y Samanoud, para luego dirigirse hacia el norte y legar a Sakha Khasset (antigua Lysous Pikhaysous; “Pekha Issous” en copto significa “pie de Jesús”), en la actual gobernación de Kafr el Sheij, donde Jesús habría dejado una huella de su pie marcada en una piedra.

La piedra fue escondida varias veces por temor a ser robada, y no se encontró hasta 1986. Se conserva en la iglesia de la Virgen o de la Sagrada Familia, en Sakha, una de las ciudades más bellas e importantes de Egipto. Los católicos egipcios sienten una gran veneración por la Sagrada Familia y quedaron conmocionados cuando, en 2008, un incendio destruyó uno de los tres altares y un icono del siglo XV en la iglesia.

El “pie de Jesús” en el circuito turístico

Seguir los pasos de la Sagrada Familia en Egipto es el gran proyecto del ministerio egipcio de Turismo, siempre en busca de un renacimiento turístico. Especialmente desde la visita del Papa a Egipto en abril de 2017 y en un momento en que la Unesco está en proceso de reconocer el “valor universal” de los lugares transitados por la Sagrada Familia. En octubre de 2007, con ocasión de la visita del ministro Yéhia Rached al Vaticano, el papa Francisco bendijo un icono del camino recorrido por la Sagrada Familia, acreditando así el reconocimiento del viaje para el mundo católico y su inclusión en los programas de peregrinación del Vaticano.

La ruta debería comenzar en El Arish, una ciudad al norte del Sinaí, y luego dirigirse hacia el delta y Wadi El Natrum, hasta Assiut y el monasterio de la Virgen María, también conocido como el monasterio de Al-Muḩarraq. Durante su viaje, la Sagrada Familia habría residido en más de 25 lugares, 8 de los cuales han sido acondicionados por el Gobierno para formar parte del programa. Entre los destinos se encuentra Sakha y su iglesia, donde se guarda la piedra que lleva la huella de Jesús.

Isabelle Cousturié