Rosalía consigue con su canción “Aunque es de noche” volver a unir la mística y el flamenco.

Rosalía consigue con su canción “Aunque es de noche” volver a unir la mística y el flamenco.

¿Quién dijo que a los jóvenes no les gustan los santos? ¿Quién dijo que la espiritualidad está pasada de moda? San Juan de la Cruz se ha convertido en un nuevo fenómeno viral y va camino de convertirse en una de las revelaciones del momento.

La cantaora catalana Rosalía está consiguiendo lo que parecía imposible. Una canción basada en un poema de San Juan de la Cruz.

El mundo indie-pop y del flamenco están revolucionados con el álbum de esta artista: “Los Ángeles”. En él destaca una canción por encima de todas: “Aunque es de noche”, una versión que Enrique Morente ya convirtió en himno del flamenco.

Rosalía va más allá y acerca al gran místico al gran público. Gracias a ella los jóvenes se acercan al gran asceta español.

Sólo tiene 23 años y se atreve a interpretar un disco con la muerte como eje vertebrador: “Bajo mi punto de vista, los cantes tienen un alma, tienen su alma propia. Por eso, lo único que tengo que hacer cuando entro en el estudio, o cuando estoy encima del escenario, es dejar que esa alma pase a través de mí y llegue a la gente. Intento conectar con esa alma porque ese cante, ese canto ancestral, contiene todo lo que necesito”, afirma en una entrevista para la revista indiespot.

“Con este disco, gracias a estos cantes y estas letras, me he acercado a temas oscuros que no conocía, y a partes oscuras de mí misma que desconocía. Porque a mí me interesa acercarme a algo que no entiendo o que desconozco. Cuando hago música, yo quiero eso. Quiero acercarme a lo que no entiendo. Quiero entenderlo. Hacer música, para mí, es ese intento de entenderlo”, añade la artista que quiere que su alma esté representada en lo que canta.

No hay duda que en la canción “Aunque es de noche” Rosalía lo consigue. Un texto místico, el de San Juan de la Cruz, el arte de Enrique Morente para renovar el flamenco y la fuerza arrebatadora de una cantante que vuelve a transformar lo que es eterno.

Hacer nueva la mística de San Juan de la Cruz y conseguir impacto en los nuevos sonidos “indie” o “trap” es todo un arte.

En poco menos de dos meses su videoclip ya ha llegado a más de 800.000 personas:

Qué bien sé yo la fuente que mana y corre

Aunque es de noche

Aquella eterna fuente está escondida

Que bien sé yo donde tiene su manida

Aunque es de noche

En esta noche oscura de esta vida

Qué bien sé yo por fe la fuente fría

Aunque es de noche

Aunque es de noche

Aunque es de noche

Su origen no lo sé, pues no lo tiene

Mas sé que todo origen de ella viene

Aunque es de noche

Sé que no puede haber cosa tan bella

Y que cielos y tierra beben de ella

Aunque es de noche

Aunque es de noche

Aunque es de noche

Bien sé que suelo en ella no se halla

Y que ninguno puede vadearla

Aunque es de noche

Su claridad nunca es oscurecida

Y toda luz de ella es venida

Aunque es de noche

Y son tan caudalosas sus corrientes

Que cielos, infiernos riegan y las gentes

Aunque es de noche

Aunque es de noche

Carmen Neira